COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO

 
 

«Poemas del Segundo Tiempo» es una obra plena, rica en matices y armonía, en donde el autor logra desde el comienzo hasta el fin —sin los altibajos propios y comunes en la mayor parte de las obras poéticas—, plasmar en conceptos y formas de una exquisita
y depurada belleza, la hondura de un pensamiento pleno que revela,
además, un nivel intelectual, mental y emocional altamente positivos.


Ricardo A. Ibarra (Revista Literaria «Metáforas»)
Buenos Aires, setiembre de 1984


° ° ° ° ° °

La primera impresión que recibí fue la de encontrar a un poeta que sabe lo que dice; ¡y lo dice muy bien!
En la mayor parte de sus poemas el autor emplea el verso libre, pero la falta de orden en la
estrofa y en la rima, la suple con la acentuación. De tal manera, el verso tiene la musicalidad que requiere, a tal punto que la ausencia de rima no se percibe.
La profundidad de los conceptos y las magníficas figuras con que los expresa, permiten augurarle pleno éxito.


Ismael Marcelo Siri (Diario «La Prensa»)
Buenos Aires, agosto de 1984


° ° ° ° ° °


En «Poemas del Segundo Tiempo» el lector se encuentra con imágenes de alto vuelo, conmovedoramente impredecibles y finamente pulidas y acabadas . El autor emplea conceptos y pensamientos tan concluyentes y valederos que, por momentos, uno tiene la grata sensación de estar inmerso en un mundo infinitamente diferente, donde la realidad de todos los días y las cosas malas que suceden a nuestro alrededor nunca ocurrieron.
En las Tres canciones enarmónicas nacidas más allá del pentagrama, el autor hace un verdadero culto a tres de los elementos más sublimes y placenteros de que disponemos los seres humanos: la música, la poesía y el don de la palabra.
La obra de Carlos Reyna se lee con deleite, y su interés, muy lejos de decaer, se acrecienta con el correr de las páginas.


Susana Clara Etchegaray (Revista literaria «Arte Hoy»)
Madrid, España, diciembre de 2002


° ° ° ° ° °

Las poesías de este poeta argentino son una muestra genuina de lo que es, fue y será siempre la bella, la perfecta, la auténtica poesía; maravillosamente dotada del perfecto ritmo de todos sus versos y de sonoras rimas de altísima calidad.
Carlos Reyna maneja con destreza la poesía como suprema arte literaria, en la que además de cómo se dice, convive en ella la clara y perfecta manera de hacer entender lo que se quiere decir.

Estamos ante la obra perfectista de un escritor que nació para escribir y que a cada paso de sus brillantes versificaciones, nos está dando a entender la mejor imagen de una persona que de la pluma ha hecho un bello oficio.


Jesús Herrera, Staff de «Auténtica Poesía»
Madrid, España, diciembre de 2002

http://www.geocities.ws/autenticapoesias/m3.html




Queda prohibida la reproducción total o parcial del material publicado en este sitio sin previa autorización.
Reservados todos los derechos de los autores de las obras registradas en el mismo.

Desarrollo y Diseño Web: Carlos Reyna & RV2000