PROLOGO

Escribir un prólogo entraña siempre un severo compromiso. Primeramente porque ha de servir de pórtico a una obra, fruto de profundas meditaciones enraizadas en el fondo del alma, y porque su factura debe estar acorde con su contenido. Y esto es difícil. El prologuista debe reunir las condiciones de un crítico de fuste.

En segundo lugar porque quien nos solicita la tarea confía en nuestra capacidad ¾ más allá de otras abstracciones¾ , de la que a veces dudamos hasta nosotros mismos.

Cuando Carlos Reyna, parte de cuya obra conocía por intermedio de su señora abuela, la querida amiga de nuestra casa, María Elena Rapela de Bustos Berrondo ¾autora de "Memorias en miel y sal", además de celebradas piezas musicales y cantante cuya voz difundieron las emisoras capitalinas¾ , me enviara su atenta solicitud, estuve un poco sorprendido. No es la primera oportunidad en que prologo un libro ¾ lo he hecho siempre con sumo gusto¾ , pero me han asaltado siempre los mismos temores. Consideré en este caso, como en los anteriores, que existen nombres más autorizados que el mío para el somero y previo análisis, pero ante su amable insistencia y su confianza, aquí estoy ante esta página recién comenzada y ante este libro: "23 Poemas de Amor y una Plegaria".

Analizando fondo y forma, intentando un comprimido estudio completo, puede inferirse en primer término que si nacemos para amar y estar con Dios y nuestra conciencia en paz, ambos sublimes extremos se hallan insertos en este mensaje.

Carlos Reyna ha impreso a sus trabajos el sello de una profunda religiosidad cimentada en la fe en la vida, en la esperanza y en el amor.

En algunos casos puede advertirse el dejo de una no ocultada frustración sentimental; quizá puede intuirse esto si nos apoyamos en alguno de los textos y en el convencimiento de que el poeta generalmente transmite sus vivencias.

De cualquier modo debe valorarse que ese acontecer le sirve a Reyna para elaborar páginas de exquisita dulzura, como ocurre en "Horas lentas", La nube azul", "Elegía de tu ausencia", Cuando la incertidumbre muera", "Viernes por la tarde", "Veinte de octubre", entre otras, impregnadas de una relevante dosis de suspenso.

Se entrevé que logra, sin esfuerzo, figuras de acendrada originalidad. Dice, por ejemplo, en «La plegaria»: "Pero yo seré más fuerte / que el largo del camino, / y si he de caerme, / he de levantarme... / para no subir al cielo / con las manos vacías".

Con el objeto de cumplir con mi anticipado propósito de efectuar un análisis completo, después de la somera referencia al fondo de la poesía de este autor, he de ocuparme de la forma. Debo confesar que soy adicto a las formas clásicas en la distribución de los versos. No del verso libre, caprichoso y consecuente con las más variadas formas de expresar ideas, prosa con forma de poesía, o de estrofa, ya que también en prosa puede hacerse poesía. Pero aquí Reyna trae varios trabajos en verso libre, mas con la cadencia necesaria, con la acentuación indispensable para que haya ritmo sin haber rima. Sé que es un importante músico; su oído no puede traicionarle y por ello sus versos aparecen con agradable regularidad.

Además intenta con fortuna el soneto —uno en verso alejandrino—, la sextilla y el quinteto.

Por los datos sobre su actividad se concluye que varias composiciones fueron realizadas apenas llegado a la mayoría de edad, y ya se advierte la madurez del poeta nacido poeta.

Descendiente de una estirpe de periodistas y escritores, entre ellos su abuelo, Don Raúl Bustos Berrondo, uno de nuestros grandes autores ("El honrado Abraham", "Sarmiento", "El triunfador infortunado", "Huellas en los mares del sur" y la pieza teatral "Ella eres tú"), trae el oficio en la sangre y, pese a que se ha escrito, se escribe y se escribirá mucha poesía, no podrá desoir las voces ancestrales, señaladoras de su propio destino.

Augúrole este primer éxito; su libro es un fruto bueno con savia de un fuerte raigón.

 

Ismael Marcelo Siri
Mercedes (Bs. As), 24 de julio de 1984

Selección de poemas del libro >>


Queda prohibida la reproducción total o parcial del material publicado en este sitio sin previa autorización.
Reservados todos los derechos de los autores de las obras registradas en el mismo.

Desarrollo y Diseño Web: Carlos Reyna & RV2000