JORGE LUIS BORGES
Argentina (1899-1986)

Es quizá —haciendo un severo juicio algo así como el Patriarca de las letras argentinas de los años '20 a nuestros días. Nació en Buenos Aires y cursó sus estudios secundarios en Suiza.
En 1921 regresó al país y fundó la revista "Prismas", de tendencia ultraísta, pero su obra poética, si bien en un comienzo se encuadró en ese estilo, con el correr del tiempo se fue apartando de esa linea, para terminar tomando un rumbo diferente y de inusitados contrastes.
Supo dar a su arte un lenguaje de rica concepción, unido a una medida justa, sin desbordes de pasión y con una expresión de matices no muy común en nuestra literatura.
Publicó, entre otros libros, "Fervor de Buenos Aires" (1923), "Luna de enfrente" (1925), "Cuaderno San Martín" (1929) y "El hacedor" (1960). Los tres primeros libros, sin sus prólogos y con notables correcciones, supresiones y poemas añadidos, se han reunido varias veces en diversas antologías (1943, 1954, 1958 y 1961).
Publicó, además, una vasta producción de ralatos y ensayos en los cuales mezcló lo fantástico con lo real. Supo jugar intelectualmente con los temas, profundizando el más simple de los hechos hasta su máximo desarrollo.
Fue presidente de la Sociedad Argentina de Escritores, profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires, director de la Biblioteca Nacional y miembro de la Academia Argentina de Letras.
Su nombre ha sido mencionado en círculos literarios como posible candidato al Premio Nobel de Literatura. En sus últimos años fijó su residencia en Ginebra (Suiza), donde murió.
 

FUNDACION MITICA DE BUENOS AIRES

¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo,
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Diaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos*
y de piedras, imanes que enloquecen la brújula.


Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el riachuelo,
pero sin embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo
.

Una manzana entera, pero en mitá del campo,
presenciada de auroras y lluvias suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brillo, y en la trastienda conversaron un "truco";
el almacén rosado floreció en un compadre
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba: Irigoyen;
algún piano mandaba tangos de saborido.


Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres;
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
la juzgo tan eterna como el agua y el aire.

Jorge Luis Borges

*Endriagos: monstruos fabulosos.
 



LIMITES

De estas calles que ahondan el poniente,
una habrá (no sé cual) que he recorrido
ya por última vez, indiferente
y sin adivinarlo, sometido

a quien prefija omnipotente normas
y una secreta y rígida medida
a las sombras, los sueños y las formas
que destejan y tejan esta vida.

Si para todo hay término y hay tasa
y última vez y nunca más olvido,
¿quién nos dirá de quién, en esta casa,
sin saberlo, nos hemos despedido?

Tras el cristal ya gris la noche cesa,
y del alto de libros que nos trunca
sombra dilata por la vaga mesa,
alguno habrá que no leeremos nunca.

Hay en el Sur más de un portón gastado
con sus jarrones de manpostería
y tunas, que a mi paso está vedado
como si fuera una litografía.

Para siempre cerraste alguna puerta
y hay un espejo que te aguarda en vano;
la encrucijada te parece abierta
y la vigilia, cuadrifonte*, Jano*.

Hay, entre todas tus memorias, una
que se ha perdido irreparablemente;
no te verán bajar a aquella fuente
ni el blanco sol ni la amarilla luna.

No volverá tu voz a lo que el persa
dijo en su lengua de aves y de rosas,
cuando el ocaso, ante la luz, dispersa,
quieras decir inolvidables cosas.

¿Y el incesante Ródano y el lago,
todo es ayer sobre el cual hoy me inclino?
Tan perdido estará como Cartago
que con fuego y con mal borró el latino.

Creo en el alba oír un atareado
runor de multitudes que se alejan;
son lo que me ha querido y olvidado;
espacio y tiempo y Borges ya me dejan.

Jorge Luis Borges

*
Cuadrifonte: de cradri (cuatro) y fonte (fuente); cuatro fuentes.
* Jano: antiguo dios romano, protector de las puertas y las casas.



ARTE POETICA

Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río;
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años;
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo.

Ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro; tal vez es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable

Jorge Luis Borges


(Selección de «Poemas 1938-1958»)



Queda prohibida la reproducción total o parcial del material publicado en este sitio sin previa autorización.
Reservados todos los derechos de los autores de las obras registradas en el mismo.


Desarrollo y Diseño Web: Carlos Reyna & RV2000